• Política

Ventilan en el Senado intolerancia de González Zarur contra periodistas‏

  • e-consulta
La Cámara alta regresa a Comisiones el dictamen que desechaba el exhorto al gobernador de Tlaxcala.
.

México D.F.- La fracción parlamentaria del PRD en el Senado logró que el PRI diera marcha atrás en su intento de desechar un exhorto para que el gobernador de Tlaxcala, Mariano González Zarur, erradique todo tipo de agresión contra periodistas y medios de comunicación.

La propuesta que fue presentada por la senadora perredista Lorena Cuéllar Cisneros también busca que las autoridades de Tlaxcala sean tolerantes con la crítica y garanticen la libertad de prensa.

Durante la sesión ordinaria celebrada hoy en el Senado y con relación a la propuesta de dictamen que presentó la Comisión de Gobernación de la Cámara Alta, mediante el que se desechaba la Proposición de Punto de Acuerdo que presentó Lorena Cuéllar el pasado 23 de abril, se generó un debate que se prolongó por casi una hora.

Ante las críticas que emitieron senadores del PRD y PAN, el PRI optó por regresar la proposición a la comisión dictaminadora para su análisis y discusión para ser revisada y aprobada por ser de evidente trascendencia jurídica y social.

Durante el uso de la palabra, la también presidenta de la Comisión de Desarrollo Social expresó su enérgica protesta “porque el esfuerzo del gobierno de este país, en todos sus órdenes, para combatir la transgresión de las garantías individuales, que en este caso corresponden a los periodistas, debe ser siempre individualizado, precisado, singularizado, para poder ser efectivo”.

Cuéllar Cisneros dijo que “las víctimas, como es el caso de la detención del periodista Martín Ruiz Rodríguez del portal informativo e-consulta de Tlaxcala, que padecen los actos arbitrarios, injustos y hasta ilícitos, por parte de las autoridades, violentando los derechos humanos fundamentales, tienen nombres y apellidos, tienen una historia individual, están inmersos en una singularidad de antecedentes y expedientes, tienen una familia específica que al igual que la víctima directa también padece las consecuencias de dichos actos y, que por lo mismo, merecen ser atendidas precisamente de manera individual”.

La tlaxcalteca recordó que todos los días basta revisar los medios de comunicación para constatar que la represión y persecución de los periodistas por parte de autoridades es práctica cotidiana.

No es con discursos, resaltó Cuéllar Cisneros, "ni con acciones generales como se combaten las violaciones a las garantías individuales, sino con acciones precisas e individualizadas, que hagan generar en nuestra población la confianza de que no habrá impunidad en contra de quienes al supuesto amparo del Derecho, pretenden criminalizar una actividad que es necesaria e indispensable, para avanzar en el desarrollo de la sociedad democrática en la que queremos vivir”.

Lorena Cuéllar denunció que “las acciones generalizadas van y vienen, discursos van y vienen y, la vulneración contra las libertades de expresión y prensa, van en aumento. Las acciones generalizadas en esta materia, está demostrado, han sido rebasadas por la realidad desde hace mucho tiempo; es necesario ponerle a las acciones nombre y apellido, para que exista una esperanza de eficacia en la cada vez más ardua lucha por proteger la garantías individuales o derechos humanos fundamentales, establecidas en nuestra Constitución”.

Este hecho sin precedente desató un acalorado debate entre los senadores. Angélica de la Peña Gómez, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos calificó de inconsistente haber desechado el exhorto a Mariano González Zarur, pues estaba debidamente motivado y fundamentado por la senadora Cuéllar.

De la Peña quien calificó de una flagrante violación de los derechos humanos por parte de González Zarur, precisó que el Ejecutivo tlaxcalteca es uno de los siete gobernadores del país que hace caso omiso de la ley para que constituya un mecanismo de protección a periodistas y de defensa de la libertad de expresión en su estado, y que a la fecha se resiste a firmar e implementar mecanismos de coordinación con la Federación al respecto.

Por su parte, Fidel Demédicis Hidalgo senador perredista, exhortó a sus compañeros legisladores presentes a no encubrir a transgresores de la libertad de expresión y los derechos humanos. Sostuvo que es contradictorio que el Senado ofrezca por un lado la Medalla "Belisario Domínguez" y por otro encubra a “personajes” de esa naturaleza a través de cortinas de humo partidistas.

A su vez, el senador de Acción Nacional, Javier Corral Jurado, evidenció que como miembro de la Comisión de Gobernación no estuvo de acuerdo con el dictamen que desechaba el exhorto de la perredista, por lo que de ninguna manera fue unánime y que por el contrario estaba de acuerdo en que se revisara nuevamente en beneficio y por la protección del periodista de Tlaxcala.

En el otro extremo de la tribuna, el senador priista Manuel Cavazos Lerma, ex delegado del PRI en Tlaxcala, asesoró constante e insistentemente  a su compañera de partido Cristina Díaz Salazar, presidenta de la Comisión de Gobernación y quien emitiera el dictamen para desechar el Punto de Acuerdo referido, para que  mantuviera su postura, sin embargo sus esfuerzos fueros infructuosos.

El debate que durara más de una hora en el que se discutiera el exhorto propuesto por Lorena Cuellar al mandatario tlaxcalteca, concluyó entre aplausos de los diferentes grupos parlamentarios y medios de comunicación presentes, y se regresó a las comisiones dictaminadoras.

La discusión de este día en el Senado por la defensa de la libertad de expresión y los derechos humanos de los periodistas en Tlaxcala, es un importante antecedente para que intereses partidistas eviten la protección de los comunicadores de esa entidad federativa y en toda la nación.

 

Visitas: 3,463

Versión para impresión

Comentarios de Facebook: